Repetidores legales

Para ser totalmente legal, un repetidor tiene que superar una serie de sofisticadas pruebas de radiofrecuencia (estándar E.T.S.I).

Para superar estas pruebas, el repetidor tiene que estar diseñado con componentes de gran calidad y alta potencia. Para nuestros clientes, siempre trabajamos con marcas de primer nivel, esto supone una excelente experiencia de cobertura móvil.

Cumplimos la normativa

La normativa europea existe para garantizar que los repetidores no produzcan interferencias en las redes de telefonía móvil. Las interferencias hacen que otros usuarios de teléfonos móviles sufran un nivel más alto de llamadas cortadas, e incluso a veces la total imposibilidad de usar la red de telefonía móvil.

Los reguladores europeos confiscan cada año varios miles de repetidores ilegales.